Español

Contacta Con Nosotros

Nosotros estamos aquí para ti
Comuníquese con nosotros si tiene preguntas o solicita una cita.

Psychiatrist, Orange County, Depression, Anxiety, Addiction 714-545-5550
pns icon fleurdelis

Psiquiatra en español near me, Dr. Alva

Pacific Neuropsychiatric Specialists - Psiquiatría

psychiatry art

Gracias por considerarnos su proveedor de atención psiquiátrica preferido. Nuestro objetivo es brindar servicio y compasión como ningún otro. Nuestro sitio web se actualiza semanalmente. Así que, por favor, tómese su tiempo, mire, lea un blog, aprenda todo lo que hay que saber sobre nosotros y conéctese.

-Dr. Alva

pns icon fleurdelis

PSIQUIATRíA DEL CONDADO DE ORANGE, Dr. Alva

Estamos comprometidos a ser la Mejor Práctica Psiquiátrica en el Condado de Orange.

Nuestro equipo de profesionales de Psiquiatría ve pacientes por una variedad de razones, muchas razones incluyen:

  • ADHD
  • Depresión
  • Psiquiatría para adolescentes
  • Psiquiatría para adultos
  • Terapia de Dependencia De Alcohol/Química
  • Gestión de medicamentos
  • Ansiedad
  • Psicoterapia y Consejería
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Trastorno bipolar
  • Esquizofrenia
  • Demencia
  • Estimulación magnética transcraneal (TMS)
  • Pérdida de peso asistida médicamente

Llámenos y descubra por qué desarrollamos relaciones a largo plazo con nuestros clientes y por qué la experiencia en PNS es insuperable.

young man standing with confidence
pregnant woman in white shirt and her husband holding her tummy
happy african american family
pns icon fleurdelis

Acera De Los Especialistas Neuropsiquiátricos Del Pacifíco

Pacific Neuropsychiatric Specialists es el principal grupo médico de salud mental del Condado de Orange, basado en el principio de tratar a los pacientes con la atención, compasión y comprensión de los miembros de la familia. Ofrecemos tratamientos psiquiátricos excepcionales para niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad, desde tres oficinas convenientemente ubicadas en todo el Condado de Orange – y utilizando Telemed.

El Dr. Alejandro Alva es El Director Médico y CEO de PNS – OC Psychiatry. Fundó PNS para proporcionar un tratamiento de la más alta calidad en el campo de la psiquiatría. PNS sirve como un modelo de atención ejemplar de salud mental para niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad.

La visión pionera del Dr. Alva de PNS integra los últimos avances en psicoanálisis, psicología, investigación científica, terapias sociales y conductuales, neuroquímica, psicofarmacología, así como modalidades no farmacológicas (Estimulación Magnética Transcraneal) con el propósito de tratar enfermedades mentales incluyendo la dependencia química/alcohol.

PNS se enorgullece de haber participado en el desarrollo de una gran mayoría de tratamientos disponibles para los pacientes hoy en día. Los profesionales de la salud de la práctica incluyen psiquiatras, psicólogos, profesionales de enfermería psiquiátrica y asistentes médicos con experiencia en el tratamiento de adultos, niños, adolescentes y personas de la tercera edad. El equipo clínico adopta un enfoque colaborativo y multidisciplinarpara la atención.

PNS proporciona un excelente soporte administrativo. Se dedican a proporcionar la atención de la más alta calidad y continúan a la vanguardia de los programas de investigación y tratamiento más actuales disponibles para usted y sus seres queridos. PNS se compromete a hacer que el tratamiento sea accesible y está dentro de la red con la mayoría de las compañías de seguros.

El personal del PNS mejora el bienestar de las personas con trastornos mentales, neuropsiquiátricos y dependencia química a través de una atención clínica óptima a través de la atención residencial, programas de hospitalización parcial, programas ambulatorios intensivos y servicios ambulatorios. Si se necesita un enfoque más intenso, tienen una amplia red de referencias hospitalarias. PNS trata a las personas que sufren de una amplia gama de trastornos cognitivos, conductuales, emocionales y químicos de dependencia/alcohol. PNS se esfuerza por ofrecer el más alto nivel de atención de salud mental disponible para los pacientes en cualquier lugar.

El Impacto De La Covid

Hambre de piel: ¿por qué echamos tanto de menos los besos y abrazos?

Revista La Vanguardia – Madrid

La falta de contacto físico afecta al organismo y acrecienta el malestar psicológico derivado de la pandemia

MAYTE RIUS

07/12/2020 14:21

“¿Me das un abrazo?” Esa fue la sorprendente petición que recibió María de su vecina del quinto, Carmen, al cruzarse el lunes en la escalera. “Es que lo echo de menos”, se justificó Carmen, consciente de que en décadas que llevan compartiendo edificio nunca antes se habían abrazado.

Como a Carmen, a millones de personas les están pasando factura los meses sin contacto físico, sin besos ni abrazos. Y no siempre porque estén solos. Muchos se ven periódicamente con familiares y amigos, pero ¡eso de no tocarles! Echan de menos besar y abrazar a sus padres, a sus nietos, a sus hermanos… Las caricias, los apretones de mano, los “choca esos cinco”. ¿Por qué esa sensación de carencia, ese hambre de piel?

“Evolutivamente, dado que somos animales sociales, cuando ese componente social no existe o se reduce drásticamente (y el ritual de saludo es muy importante en el grupo social), el organismo se resiente”, responde Josep Call, psicólogo comparativo y primatólogo. Es mucho lo que se consigue con un abrazo, o con el acicalamiento en el caso de otros primates, como han demostrado diversas investigaciones (en comunidades de baubinos, por ejemplo) que vinculan el tener apoyo social a una mejor salud y mayor longevidad.

Desde el ámbito de las neurociencias, Ignacio Morgado coincide en que hay componentes biológicos en ese echar de menos los besos y los abrazos. “El tacto juega un papel muy importante en nuestras vidas; entre otras cosas, genera encefalinas y endorfinas, unas sustancias que producen placer”, explica el catedrático de Psicobiología en el Institut de Neurociencias de la UAB.

Y continúa: “pero además, lo que más ha estudiado la ciencia sobre el contacto es que con la proximidad afectivo-material, con los besos y abrazos, se libera oxitocina, que es una hormona prosocial, es decir, que aporta un plus a nuestra relación, que potencia los sentimientos que tengamos”.

“El tacto genera unas sustancias que nos producen placer y potencian los sentimientos”

Ignacio Morgado Catedrático Psicobiología Institut Neurociencias UAB

Morgado explica que echamos de menos abrazar a nuestros padres, hermanos, nietos o personas que ya queremos porque ese sentimiento positivo lo potencia el abrazo. “Al abrazar a esas personas te sientes bien, compruebas que las sigues queriendo, que te siguen queriendo… y para ello hay millones de neuronas trabajando, y se segregan hormonas que potencian esos lazos y ese placer”, resume.

De ahí que el hambre de piel no sea una forma de hablar, una frase hecha, sino un fenómeno neurofisiológico que explica por qué la falta de contacto acrecienta el malestar psicológico que ya venía ocasionando la pandemia y está afectando a la salud mental de tantas personas.

“Al abrazar a personas que quieres te sientes bien y para ello hay millones de neuronas trabajando”

Ignacio Morgado Catedrático Psicobiología Institut Neurociencias UAB

“En nuestra evolución y en nuestro desarrollo aprendimos que a partir del contacto sentimos que somos queridos; los bebés no comprenden si como papás les queremos o no, pero sí comprenden que, a través de la piel, reciben de nuestra piel unos cuidados, un cariño, una ternura, que solo llega a su cerebro a través de ese contacto piel con piel, y eso no lo olvidan ya jamás”, justifica Mireia Cabero, psicóloga, profesora de la UOC y directora de Cultura Emocional Pública.

Explica que hay estudios que demuestran que si a un bebé se le alimenta y se le cambia el pañal pero sin contacto físico piel con piel durante una etapa importante de su crecimiento, ese bebé crece con falta de afectividad y eso tiene un impacto directo en su desarrollo cerebral, emocional y psicológico futuro.

“En nuestra evolución aprendimos que con el contacto sentimos que somos queridos“ Mireia Cabero

Psicóloga, directora Cultura Emocional Pública

Nada muy diferente a lo que explica Josep Call referido a otros primates. “Los experimentos de Harry Harlow con macacos en los años 60 ya evidenciaron que el apego de la cría con la madre no tenía que ver con que le proporcione comida, sino con el contacto físico”.

Cabero explica que aprendemos a ser personas de una forma en que el contacto físico es esencial para la supervivencia, porque somos dependientes del otro; y poco a poco, al crecer, aprendemos a ser más autónomos y pasamos a ser interdependientes. “Pero aquellos bebés que fuimos siguen estando en nosotros en la medida en que para nuestra socialización y bienestar necesitamos la presencia del otro”, dice.

“Experimentos con macacos han demostrado que el apego tiene que ver con el contacto, no con la comida”

Josep Call Psicólogo comparativo y primatólogo

Y para compartir con esos otros vínculos y afectos necesitamos una comunicación multidimensional: verbal, no verbal y a través del contacto. “Todos tenemos nuestros sistemas de aprendizaje y de relación, y eso hace que haya personas con más necesidad y dependencia del contacto, más quinésicas, y otras más ariscas, cuyo estilo comunicativo no es prioritariamente físico; pero todos necesitamos el contacto para sentirnos cercanos a otros, cada uno en su medida”, dice la directora de Cultura Emocional Pública.

Eso justifica que unas personas lleven con mayor naturalidad la distancia física impuesta por la pandemia y otras echen tanto de menos el tocarse, los besos y los abrazos, que tengan más hambre de piel.

“Hay personas que han quedado muy ancladas en el reflejo de lo que pasa de pequeños: si los adultos de referencia no nos abrazan o tocan, no nos sentimos queridos, nos sentimos abandonados, solos…; y esas personas viven la actual falta de contacto físico con mucha sensación de soledad, porque no comprenden que la distancia no es equivalente a abandono, es solamente no poder tocar, pero no renunciar a estar”, reflexiona la profesora de psicología de la UOC.

“El problema no es no tocarse, es la acumulación de renuncias”

Ingeborg Porcar Psicóloga, directora Unidad Trauma, Crisis y Conflictos UAB

Con todo, Ingeborg Porcar, psicóloga y directora de la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de la UAB, opina que más que el hambre de piel, el principal problema es el hambre de relación. “Las medidas de protección frente al virus genera problemas de toda índole: soledad, incertidumbre, cambio de hábitos, problemas económicos importantes… y eso provoca miedos existenciales; y no es solo que no nos podamos tocar sino el no poder quedar, el aislamiento en las residencias de ancianos…”

Ancianos y niños, opina Porcar, son dos de los colectivos más perjudicados por esa falta de relación que conllevan las restricciones por la pandemia: “si pudiéramos cenar juntos, aunque no nos pudiésemos tocar lo entenderíamos mejor y el problema sería menor”, ejemplifica. Y subraya que el problema no es sólo no tocarse, “es la acumulación de renuncias, cómo se han roto los hábitos”.

Malestar psicológico

Relaciones, hábitos, aficiones… ¡toda nuestra vida es diferente!

En ello coinciden todos los especialistas consultados. El cóctel de emociones –tristeza, miedo, añoranza, soledad, incertidumbre…– y el malestar psicológico que tantas personas están viviendo como consecuencia de la pandemia del coronavirus no obedece únicamente a la distancia social o al déficit de relaciones, sino a que toda nuestra vida es ahora diferente.

“La Covid nos ha cambiado tanto el marco de vida, el marco relacional, nuestras actividades, nuestras aficiones, que no podemos diferenciar cuál de todos estos cambios es el que nos está provocando esas emociones, ya no podemos separar una cosa de otra”, afirma la psicóloga y profesora de la UOC Mireia Cabero.

Y continúa: “el malestar no es solo por la distancia social, es que toda nuestra vida es diferente a la de antes, y si la habíamos escogido a conciencia, si nos gustaba la vida que llevábamos, ahora la hemos perdido, la vivimos de forma muy limitada”.

“Si nos gustaba la vida que llevábamos, ahora la vivimos de forma muy limitada, es otra”

Mireia Cabero Psicóloga

La directora de la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de la UAB, Ingeborg Porcar, pone como ejemplo las numerosas familias en las que los abuelos hacían de canguros, tenían un contacto muy estrecho con los nietos, los veían a diario, los llevaban al colegio, los daban la comida… Y ahora esos niños, sobre todo si son menores de diez años, ven que esas personas han desaparecido de su día a día, y eso les crea cierta sensación de abandono, no lo entienden.

Lee también Cómo no sentirse frustrado o ‘bicho raro’ por cumplir las normas de distancia social

cómo las personas cumplidoras se frustran o enfadan cuando mantienen las distancias de seguridad, se quedan en casa, usan mascarilla, y ven que otros incumplen y hay rebrotes, y cómo a veces en las reuniones de amigos o familiares a los cumplidores se les trata de 

Y esa misma situación también angustia a los abuelos por no ver crecer a sus nietos, además de ver sacudida toda su rutina diaria y sentirse más solos y aislados. “El problema no es solo no poder coger o besar al nieto; el problema es no poder recogerlo en el colegio, no poder jugar con él en el parque, o llevarle a sus clases de música…” ejemplifica Porcar.

Y añade que, para el niño, el problema tampoco es no tocar al abuelo, “que es algo que incluso los pequeños pueden entender mejor porque es algo físico, concreto, sino no poder comer o cenar con él, que no vaya a buscarlo cuando sale del cole, que haya desaparecido de su vida”.

Esta especialista en crisis cree que el hambre de piel y de relaciones se podría paliar en parte “si pudiéramos cenar juntos aunque no nos pudiéramos tocar, si pudiéramos acompañar a los enfermos en el hospital aunque no pudiéramos besarlos, si nietos y abuelos pudieran jugar juntos…”

En esta línea, el psicólogo comparativo y primatólogo Josep Call explica que “una pandemia, en una especie social, tiene efectos múltiples: no está en juego solo el sobrevivir, sino también el bienestar, y no únicamente el bienestar físico, sino también el mental”.

Por ello considera que los gobernantes deberían tener una perspectiva más global cuando toman sus decisiones respecto a la pandemia, que incluya la visión de los médicos, pero también las cuestiones económicas y el bienestar psíquico. “Encerrar a un grupo social tiene efectos que van más allá de lo que sería el aspecto médico”, indica Call.

El alivio

Tocar con la palabra

La solución para paliar algo este hambre de piel pasa –dicen los expertos consultados–, por buscar una vía alternativa de comunicación que pueda hacernos sentir cercanía, que “pueda llegar al corazón”. La principal, dicen, es la palabra, usarla para conseguir eso mismo que se conseguía con los abrazos: transmitir amor, presencia, ternura, comunicarse afectivamente.

“Hemos de comunicar con palabras lo que el cuerpo no puede comunicar a la espera de que las manos y los brazos puedan volver a comunicarlo en breve”, dice Mireia Cabero.

Hemos de comunicar lo que el cuerpo no puede a la espera de que las manos y los brazos puedan volver

Mireia Cabero Psicóloga, profesora UOC, directora Cultura Emocional Pública

Y subraya que ese es uno de los aprendizajes que podemos lograr con esta pandemia: “ver cómo comunicar a otra persona que la quieres y que estás cerca de ella sin tocar, sin abrazar, a través de la mascarilla o de la pantalla o el whatsapp”.

Se trata, dicen los psicólogos, de poner palabras a los afectos, de ponernos al servicio del otro cuando está en dificultades, de hacer un acompañamiento real y también de hacer peticiones cuando ese cariño que uno necesita no le está llegando.

Ingeborg Porcar considera que lo más preocupante es el aislamiento social, y hay que buscar fórmulas alternativas para mantener la cercanía. Es importante, dice, generar oportunidades de contacto, aunque sea a través de la pantalla, y explicar y explicar y volver a explicar la situación, para que la distancia no se interprete como abandono y se transmita cercanía.

“Esta pandemia, hace 25 años, habría sido mucho peor; ahora tenemos muchas interconexiones a través de la tecnología; las redes sociales, Zoom, Teams y otras muchas herramientas informáticas nos permiten un nivel de relación insospechado; ¡suerte tenemos de estos instrumentos!”, reflexiona Josep Call.

Y reitera que, en los primates, el contacto es una necesidad biológica, de modo que si uno no lo tiene debería buscarlo, aunque sea a través las pantallas o con sustitutos de otras especies, como una mascota. De hecho, estudios recientes han constatado los beneficios y efectos terapéuticos que ha tenido compartir con mascotas el confinamiento. Quienes vivieron su reclusión con animales en casa mostraban una mejor salud mental y menor sensación de soledad, algo que los investigadores atribuyen al vínculo con el animal.

(Ah, si ha llegado hasta aquí y todavía se pregunta que ocurrió con las vecinas, sepa que Maria abrazó a Carmen, a pesar de que no llevaba mascarilla puesta, cosa que provocó una posterior reprimenda de su hija).

No está en juego solo el sobrevivir, sino también el bienestar físico y mental

Josep Call Psicólogo comparativo y primatólogo

Reseñas

4.8

4.8/5

403 reviews

“I have been with PNS for several years and really enjoy my connection with my doctor. Jennifer is really kind and professional and is very serious about her patients. I feel safe and comfortable with my relationship with her and her advice and knowledge. It’s a great place.”

5/5

Deena Sinclair

“Easily, hands down Dr. Alva and his team are the best psychiatrists we have ever had. Dr. Alva is a brilliant doctor who thinks outside the box, listens and has a superb knowledge of pharmaceuticals. He is warm, engaging, and puts my challenging teen immediately at ease.”

5/5

J.Z. Keegan

Reseñas

” I never would want to go anywhere else. This place treats you like family! I love it here. I love my doctor so much and have been seeing her for years (Jenn Sebastian). The staff and doctors genuinely care about their patients, are efficient, and do their very best every single day! Everyone is so kind and professional. It’s been a blessing to be a patient here.”

5/5

Lexi C.

5 stars are not enough to describe this man. What a kind man, his knowledge is outstanding. See someone at PNS. His staff is amazing as well!”

5/5

Markus P.

Reseñas

5/5

Based on the opinion of 8 people

“Compassionate expert professionals! They care about their patients and it shows!”

5/5

Rigo Brueck

“Dr Alva is the best. And everyone who works there is very professional and kind I recommend it always God Bless you and thank you.”

5/5

Luz Marina Bustos

pns icon fleurdelis

Contaca Con Nosotros

Horas

Monday 8:00 AM - 5:00 PM
Tuesday 8:00 AM - 5:00 PM
Wednesday 8:00 AM - 5:00 PM
Thursday 8:00 AM - 5:00 PM
Friday 8:00 AM - 5:00 PM
Saturday Closed
Sunday Closed

Nosotros estamos aquí para ti

Comuníquese con nosotros si tiene preguntas o solicita una cita.

Psychiatrist, Orange County, Depression, Anxiety, Addiction

3151 Airway Avenue, Costa Mesa, California 92626, United States

(714) 545-5550

Ubicaciones Del Condado
De Orange Cerca De Usted

Contacta Con Nosotros

Nosotros estamos aquí para ti
Comuníquese con nosotros si tiene preguntas o solicita una cita.

Psychiatrist, Orange County, Depression, Anxiety, Addiction 714-545-5550
Scroll to Top

We will be closed on the following days:
Thanksgiving Day and the day after,
Christmas Day, and New Year's Day.

Happy Holidays!

Announcing our new partnership with

ATP Clinical Research